Sorpresas al final del camino

Sorpresas al final del camino

Todavía lo recuerdo como si fuera ayer. Esas sorpresas al final del camino a veces no se olvidan nunca. La primera vez que vine a Ibiza hace ya unos cuantos años, mi primer paseo hacia una cala ibicenca fue por el camino que ilustra este post.

Subir por esa duna de arena, rodeada del verde de los pinos y llegar al final del camino me produjo tal impacto que desde entonces no dejé de pensar en que Ibiza era mi isla y tenía que venir a vivir a ella. Al llegar a lo alto del camino, una explanada de roca arenisca se apareció ante mis ojos y al fondo el mar con combinaciones de azul y turquesa como nunca antes lo había visto. Una maravilla para los sentidos que disfrute y sigo disfrutando hoy en día, recorriendo el mismo camino cada vez que puedo, para revivir una de las mejores sensaciones de mi vida.

Esas sorpresas, en mi caso inesperada por su inusual belleza, marcan nuestras vidas y nuestras experiencias. Algo tan simple como elegir bien el primer destino a descubrir puede ser algo que recordemos toda nuestra vida o que incluso como en mi caso y el de muchas otras personas, nos cambie la vida para siempre.

Ese día, todavía recuerdo que los baños en la cala, el picnic que comimos allí y la visita al Beach Bar que adornaba la cala como si se mimetizara con ella, quedará en mi recuerdo como una experiencia única e inigualable. Con el paso del tiempo, he conseguido dedicarme a lo que más me gusta, a ofrecer ese tipo de experiencias que pueden marcar momentos en toda persona y mi satisfacción y la de todo Ibiza Fun Factory es ver la cara de emoción de nuestros clientes con las experiencias disfrutadas.

Deja que te conozcamos y te sorprendamos. Vive sorpresas al final del camino, vive experiencias únicas en Ibiza con nosotros.

 


Sin comentarios

Publicar un comentario

WhatsApp chat